Portada

TRANSA FAMILIAR

*El exalcalde Salvador “Chava” Farías y su sobrino Francisco “El Bebé” Farías han enriquecido a un mismo proveedor durante más de seis años

*De 2016 a 2022, el constructor Rogelio Balán Méndez ha recibido más de 13.5 millones de pesos en una veintena de contratos por adjudicación directa e invitación restringida

*El Clan Farías lucra con los “moches” de contratistas a modo, que se dedican a malversar los fondos federales para los programas de techo firme, piso firme, cuartos dormitorio y baños en comunidades rurales

Redacción/Sol Campeche

(Primera de dos partes)

Campeche.- Así como se traspasaron la Alcaldía de Candelaria de tío a sobrino, en evidente acto de nepotismo, el exedil Salvador “Chava” Farías y el actual presidente municipal Francisco “El Bebé” Farías Bailón, también se traspasan las transas lucrativas a favor de contratistas facilitadores de moches, pues desde 2016 ambos han enriquecido a un mismo proveedor identificado como Rogelio Balán Méndez, con más de 13 millones acumulados en una veintena de contratos.

Este constructor ha sido el encargado de desarrollar proyectos de vivienda en localidades rurales con recursos federales, tales como techo firme, piso firme, cuartos dormitorio y cuartos para baños, con los cuales ha hecho una fortuna a costa de la necesidad de los habitantes más vulnerables del municipio de Candelaria.

Sospechosamente, una y otra vez Rogelio Balán ha sido ampliamente beneficiado por el clan Farías de forma automática, pues ni siquiera participa en concursos de licitación pública, todos y cada uno de sus contratos han sido por la vía de la adjudicación directa y la invitación restringida a cuando menos tres personas.

Además, este supuesto constructor con domicilio fiscal en el municipio aledaño de Escárcega, jamás ha participado con algún otro gobierno, única y exclusivamente se dedica a lucrar con el erario candelarense, arropado por “Chava” Farías y ahora por su sobrino Francisco “El Bebé” Farías”.

La última de estas contrataciones fue realizada apenas este año, el pasado 18 de abril, por un monto de 1 millón 410 mil 373 pesos con 77 centavos para la construcción de un cuarto dormitorio en la localidad de Estado de México; el contrato fue por invitación restringida con el expediente HAC/DOPDU/FAISM-033/2022, con plazo de ejecución del 25 de ese mes al 23 de junio.

Sin embargo, el mismo mes de abril ya había recibido otras dos contrataciones por adjudicación directa, ambos para la construcción de pisos firmes en diferentes localidades de la demarcación, el primero con expediente HAC/DOPDU/FAISM-019/2022, por 246 mil 718 pesos con 75 centavos; y el segundo expediente HAC/DOPDU/FAISM-020/2022 por 244 mil 834 pesos. Curiosamente, ambos fueron entregados el mismo día, el día 12 de abril, esta ha sido una práctica recurrente de los Farías, dar múltiples contratos en una misma fecha al proveedor Rogelio Balán, a quien apapachan a manos llenas.

Tan sólo en el primer año de desgobierno del “Bebé” Farías, Rogelio Balán Méndez ha cobrado un total de 3 millones 869 mil 376.25 pesos, en cinco contratos, los dos antes mencionados y otros dos.

Apenas llevaba dos semanas como alcalde, cuando el “Bebé” Farías le entregó su primer contrato a Rogelio Balán, el 19 de octubre del 2021, con expediente MCC/DDSFE/FAISM/VIV/2020/016, por 1 millón 328 mil 904.41 pesos por la vía de la invitación restringida; y el 15 de diciembre otro más, por 638 mil 545.27 pesos y expediente HAC/DOPDU/FAFEF-006/2021.