Portada

RED DE TRÁFICO DE INFLUENCIAS

  • Altos funcionarios de la delegación estatal del Seguro Social entregan contratos a empresas señaladas por corrupción, robo y prácticas monopólicas, que han sido sancionadas por la Comisión Federal de Competencia Económica (Cofece)
  • El cabecilla de las irregularidades en el uso de recursos públicos es el coordinador de Abastecimiento y Equipamiento, Fernando Javier Virgilio Romero
  • Desde hace años, Virgilio Romero hace y deshace con la compra de insumos y medicinas, causando el desabastecimiento de fármacos y materiales, fomentando la grave crisis de salud en el estado

Redacción/Sol Campeche
(Primera de dos partes)

Campeche. – Escondidos detrás de sus cargos, funcionarios de la delegación estatal de Campeche del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) operan una red de tráfico de influencias para manipular los procesos de adjudicación, ya sea de medicamentos, material de limpieza o equipo médico para las clínicas de la entidad, en cada concurso sacan grandes mochadas de cada negocio que pactan con el dinero público destinado a la salud.

Detrás de esta mafia estatal están altos funcionarios del IMSS Campeche, encabezados por el coordinador de Abastecimiento y Equipamiento, Fernando Javier Virgilio Romero; el jefe del departamento de Adquisición de Bienes y Contratación de Servicios, Alberto Romero Rojas; el encargado de la Oficina de Adquisiciones, Adrián Sosa Gantús; así como el supervisor de proyectos, Gabriel Iván Rodríguez Pinzón.

Entre ellos determinan el destino de los recursos públicos de la delegación estatal, y han influido en la compra de material médico, de limpieza y hasta medicamentos, a la vez que son los principales responsables del desabastecimiento de fármacos y todo tipo de insumos en el IMSS de Campeche, lo que ha redundado en un pésimo servicio para los derechohabientes.

Desde hace años, Fernando Virgilio Romero cuenta con acusaciones por mal manejo del presupuesto, así como maltrato a los trabajadores del Seguro a quienes amenaza para que no expongan las corruptelas en el abasto de insumos del instituto, lo que ha generado una grave crisis de salud en la entidad.

En recientes meses, este funcionario, junto con su pandilla de secuaces perpetraron una simulación más en los procesos de adquisición de bienes para la delegación del IMSS, pues de acuerdo con el portal CompraNet, realizaron un concurso en el que solicitaban 149 partidas para comprar diversos insumos, pero declararon desiertas 143 partidas, por lo que sólo se compraron 6, eso sí, a sus proveedores previamente seleccionados y acordados, con los cuales realizan sus “chanchullo”.

Además de ello, la delegación campechana del IMSS opera con total impunidad como una completa mafia, pues dan contratos a empresas tachadas de corrupción y que recibieron serias sanciones por actos monopólicos por parte de la Comisión Federal de Competencia Económica (Cofece), desde el sexenio de Enrique Peña Nieto.

Las compañías implicadas y apapachadas por los altos funcionarios campechanos son Ambiderm S.A. de C.V.; Indaljim S.A. de C.V.; Productos Galeno S. de R.L.; y Presemed S.A. de C.V.; las cuales operan como monopolios y han sido investigadas y sancionadas por acciones indebidas en los procesos de licitación.

ADJUDICACIONES CORRUPTAS

El pasado mes de mayo, el IMSS en Campeche llevó a cabo el proceso de adjudicación directa internacional bajo la cobertura de tratados, con número de expediente AA-050GYR069-E92-2022, la cual originalmente constaba de 149 partidas para la compra de diversos insumos, pero mañosamente fue reducida a sólo seis partidas, desechando el 96 por ciento de las propuestas.

El objetivo de tal simulación fue quedarse únicamente con las empresas corruptas que aseguraban el pago de mochadas para los altos funcionarios como Fernando Virgilio Romero.

Las empresas apapachadas son las ya mencionadas, Ambiderm recibió 484 mil 800 pesos sin IVA incluido para la compra de 2 mil 525 paquetes de guantes estériles en diversos tamaños.