Locales Portada

QUEBRÓ EL INSTITUTO ELECTORAL

  • La exconsejera presidenta del IEEC, Mayra Fabiola Bojórquez González, dejó una deuda de más de 90 millones de pesos ante el ISSSTECAM, producto de la retención de cuotas de los trabajadores
  • Durante siete años fue el principal alfil del PRI, convalidando fraudes en elecciones como la de Alejandro Moreno Cárdenas en 2015 en la gubernatura, o la de Óscar Rosas González en 2018 en Ciudad del Carmen
  • Solapó y fomentó el nepotismo, al hacer de su mano derecha a la hija del exgobernador Carlos Miguel Aysa González

Redacción/Sol Campeche
(Primera de dos partes)

Campeche.- El pasado mes de octubre Mayra Fabiola Bojórquez González terminó su era de siete años al frente del Instituto Electoral del Estado de Campeche (IEEC), periodo que inició en 2014 y durante el cual fue la artífice de convalidar fraudes electorales en la entidad y solapar el derroche millonario en la compra de votos así como en los gastos del propio Organismo Público Local Electoral (OPLE), por lo que dejó tras de sí un negro historial de corrupción.

Desde su puesto de poder y decisión política como presidenta consejera del IEEC, fue la responsable de avalar sucios procesos electorales como el de 2015, en el cual declaró ganador a Alejandro Moreno Cárdenas “Alito”, como gobernador de Campeche, pese a las muy documentadas denuncias del derroche de recursos por parte de la alianza del Partido Revolucionario Institucional (PRI) y el Verde Ecologista de México (PVEM) en la compra de votos.

PRINCIPAL SEÑALADA POR FRAUDE

Asimismo, fue la principal señalada por el fraude electoral cometido en 2018 en el municipio de Ciudad del Carmen, donde tanto Acción Nacional (PAN) como el Movimiento Regeneración Nacional (Morena) acusaron de ilegítimo el triunfo del priista Óscar Rosas González como alcalde carmelita; triunfo que fue defendido desde el propio organismo electoral que en ese entonces contó con decenas de infiltrados priistas, quienes operaron como consejeros municipales y distritales.

En las elecciones de este 2021, de igual manera la hoy exconsejera electoral estuvo envuelta en la polémica, principalmente por las acusaciones de nepotismo al más alto nivel, al tener incrustada en el OPLE a la hija del exgobernador priista Carlos Miguel Aysa González, por lo que había la intención de manipular los resultados electorales.

Además de todas estas sospechas de “mapachismo” electoral cometido desde el propio IEEC durante siete años por parte de Mayra Bojórquez, tras su despedida del organismo ha salido a la luz el millonario endeudamiento ante el Instituto de Seguridad y Servicios Sociales de los Trabajadores del Estado de Campeche (ISSSTECAM) producto de la retención de cuotas de los trabajadores, estimado en más de 90 millones de pesos.

Pese a todos estos actos que podrían ser catalogados como criminales por atentar contra la democracia del Estado y malversar los recursos públicos, la recién designada como nueva consejera presidenta, Lirio Suárez Améndola, se ha negado a ir hasta el fondo en las investigaciones contra su antecesora.

Y es que todo parece indicar que el IEEC está condenado a otros siete años de manipulación política, pues mientras que Mayra Bojórquez, quien terminó su periodo el pasado 1 de octubre, estaba íntimamente ligada al PRI; la nueva consejera presidenta, Lirio Suárez Améndola, está relacionado por la vía sanguínea con el agonizante Partido de la Revolución Democrática (PRD), al ser familiar directa del expresidente estatal de ese instituto político, Víctor Améndola Aviléz, de quien es prima hermana.

ENTRE NEPOTISMO Y DEUDA

El pasado 24 de octubre, apenas unas semanas después de que Mayra Bojórquez finalmente terminara su reinado corrupto en el IEEC, trabajadores del organismo se atrevieron a levantar la voz, y denunciaron públicamente que se mantenían altos funcionarios del Organismo Público Local Electoral (OPLE) quienes habían llegado a esos cargos mediante el nepotismo.

Se trata de gente allegada al exgobernador Carlos Miguel Aysa González y al exsecretario de Gobierno y exsecretario de Seguridad Pública, Jorge Argáez Uribe.