Nacionales

Q. ROO: SIMULACIÓN Y CIFRAS OCULTAS DEL IMSS

  • Entre 2018 y 2019 reportó gastos por más de 79 millones de pesos en diversos artículos, como desinfectantes y material quirúrgico; para 2020, primer año de la pandemia, registró un ridículo gasto de apenas 693 pesos y en este 2021 no tiene ningún desembolso.
  • Su modo favorito para adquirir bienes y servicios es la adjudicación directa, vía por la que entregó entre el 46 y el 100 por ciento de los contratos
  • En los nosocomios, dejan a derechohabientes a la deriva, quienes se quejan de la falta de medicamentos, misma que el instituto justifica con la falta de recursos

Redacción / Sol Quintana Roo

Chetumal.- La delegación quintanarroense del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) disfraza y oculta la información de sus contrataciones y adquisiciones de los últimos dos años.

Si bien entre 2018 y 2019 reportó un gasto de 79 millones 645 mil 312.3 pesos en artículos, como desinfectantes, bolsas, productos de limpieza, papel higiénico, material quirúrgico, brazaletes de identificación, entre otros, para 2020 sólo contabilizó una compra por 693 pesos; mientras que en 2021 no ha reportado adquisiones en su página oficial.

De acuerdo con el portal de compras del IMSS, en 2018 desembolsó 77 millones 403 mil 330.26 pesos, de los que 45.62 por ciento (35 millones 312 mil 946.74 pesos) se erogaron por compras de adjudicación directa; el 39.67 por ciento (30 millones 708 mil 302.16 pesos) se entregaron por licitación pública y el 14.7 por ciento (11 millones 382 mil 081.36 pesos) se gastó por invitación a cuando menos tres proveedores.

En este lapso, el 78.44 por ciento de los recursos (60 millones 712 mil 070.51 pesos) se destinó a bienes; mientras que el 21.56 por ciento (16 millones 691 mil 259.75 pesos) fue para servicios.

Los bienes adquiridos por adjudicación directa incluyen papel higiénico jumbo junior, de color blanco, hoja doble y micrograbado, con 300 metros de longitud, por el que se pagó 183 mil 691.80 pesos a Comercializadora Zugama S.A. de C.V. y desinfectante para manos adquirido a un particular, por 24 mil 920 pesos.

Así también se compraron por esta vía portarrollos para dispensar papel sanitario, con un precio de 11 mil 990.69 pesos; desinfectante líquido de vegetales, con valor de dos mil 436 pesos; contenedores de comida de unicel, con costo de cinco mil 159.68 pesos; jabón de tocador con precio de 12 mil 528 pesos; bolsas de polietileno transparentes, por 742.40 pesos; bases ahuladas para lavadora, con valor de dos mil 35 pesos, y desodorantes en pastilla para baño, con costo de 139.20 pesos. Todos estos a un mismo proveedor, denominado Gluck Chemistry S. De R.L. de C.V.

Otra de las grandes beneficiadas por adjudicación directa durante 2018 fue Degasa S.A. de C.V., que vendió vendas elásticas de tejido plano de cinco metros por 15 centímetros, por 52 mil 789.28 pesos; vendas elásticas de cinco metros por 10 centímetros, con valor de 88 mil 583.40 pesos; vendas elásticas de cinco metros por cinco centímetros, por 24 mil 993.36 pesos; pañales desechables para adulto, por 281 mil 692.31 pesos; gorros de tela desechables, con valor de 21 mil 381.93 pesos; gasas de algodón, de 10 por 10 centímetros, con valor de 20 mil 410 pesos; gel antiséptico para manos, por 12 mil 760.81 pesos; gasas de algodón de 91 metros por 91 centímetros, por 18 mil 183 pesos; algodón en láminas, por 10 mil 513.78 pesos, y gasas de 7.5 por cinco centímetros, por 37 mil 975.73 pesos.

En 2019, hubo un gasto de dos millones 241 mil 982 pesos, mismo que se destinó en su totalidad a bienes, adquiridos por adjudicación directa. Una de las adquisiciones más caras fue por 985 mil 502.74 pesos, para envases de grageas de Losartan, con el proveedor Productos e insumos para la Salud, S.A. de C.V.

A esa misma empresa también se le compraron frascos con suspensión inyectable de Benzatina, con valor de 39 mil 867.84 pesos; ampolletas con suspensión inyectabe de gluconato de calcio, con precio de seis mil 681.80 pesos, y envases con 50 cápsulas de Tacrolimus, por 88 mil 608 pesos.

Otras de las adquisiciones más elevadas fue la de envases de Alopurinol de 300 miligramos, para los que se invirtieron 258 mil pesos, con el proveedor Comercializadora de Prod. Instituc., S.A. de C.V., y de envases de Hipromelosa, solución oftálmica, con valor de 260 mil 190 pesos a Total Farma S.A. de C.V.; así como de frascos de Leuprorelina, solución inyectable, con costo de 235 mil 38 pesos, con el proveedor Grupo Fármacos Especializados S.A. de C.V.

Un año después, en 2020, en pleno año de la pandemia, la delegación estatal del IMSS sólo reportó un gasto, realizado el 15 de abril, por concepto de servicios. Se trató de 24 unidades de oxígeno medicinal, adquirido como “compra emergente” (lo que significa que en la Unidad Médica no cuentan con ese bien y se requiere de manera inmediata), al proveedor Infra del Sur S.A. de C.V., al que se le pagó la ridícula cantidad de 693 pesos.

Esto quiere decir que en plena crisis por Covid-19 y en el marco de la escasez de oxígeno que se vivía no sólo en el Estado, sino en todo el país, el IMSS se preocupó por presuntamente comprar lo mínimo, poniendo en riesgo la vida de los pacientes.

Una revisión de Sol Quintana Roo a la lista de precios de esta compañía reveló que los tanques tienen un valor de entre cinco mil 190 pesos y 14 mil 600 pesos, en función de su capacidad; mientras que las recargas oscilan entre 125 y 220 pesos, por lo que los 693 pesos que presuntamente se gastaron en 24 unidades ni siquiera se acercan a la realidad.

Para este año, el segundo de la pandemia, el IMSS no ha reportado una sola adquisión en su página, a pesar de que la emergencia sanitaria continúa y de las múltiples quejas de derechohabientes, quienes aseguran que les han negado medicamentos, argumentando su escasez.

En ediciones pasadas, Sol Quintana Roo evidenció que la sede del instituto en el Estado paga un millón de pesos anuales en papel bond, a pesar de que previamente se invirtieron millones de pesos en la digitalización de documentos.

De acuerdo con los contratos IA-050GYR008-E78-2019, AA-050GYR008-E116-2019, AA-050GYR008-E147-2020, AA-050GYR008-E246-2020, AA-050GYR008-E69-2021, entregados por adjudicación directa y en poder este medio, de 2019 a la fecha, el IMSS erogó un total de 3 millones 10 mil 970.76 pesos en papelería para cubrir las necesidades del personal administrativo.

Estas compras se realizaron principalmente a la empresa Distribuidora Sajor S.A. de C.V., a la que se le pagó la cantidad de dos millones 131 mil 839 pesos, obteniendo el fallo el 8 de marzo de 2019.