Nacionales

Q. ROO: ABANDONA A PACIENTES

  • Desde hace casi dos años, la delegación quintanarroense del ISSSTE no ha adquirido un solo medicamento para las clínicas del Estado, dejando a los pacientes a su suerte
  • Así lo dejan ver sus registros en la Plataforma Nacional de Transparencia, donde su último contrato reportado fue en 2020, mismo que fue concedido por la vía de adjudicación directa a la persona física Joaquín Paul Barrera Matos, por un monto de 343 mil 112.92 pesos
  • Y mientras tanto, el ISSSTE Quintana Roo gastó millones de pesos en servicios de limpieza, en beneficio de un mismo proveedor, que ha recibido contratos de otras instituciones públicas, como el IMSS Quintana Roo, la Uqroo y el Poder Judicial del Estado

Redacción/Sol Quintana Roo

Chetumal.- Desde hace casi dos años, la delegación quintanarroense del Instituto de Seguridad y Servicios Sociales de los Trabajadores del Estado (ISSSTE) no ha adquirido un solo material de curación para las clínicas del Estado, dejando al personal de salud con recursos limitados y a los pacientes a su suerte.

Así lo dejan ver sus registros en la Plataforma Nacional de Transparencia, donde su último contrato reportado fue en 2020, mismo que fue concedido por la vía de adjudicación directa a la persona física Joaquín Paul Barrera Matos, por un monto de 343 mil 112.92 pesos (con IVA incluido).

El documento, identificado con el folio SA/DRMO/AD/0100/2020, se firmó el 9 de octubre de 2020 y consistió en la adquisición de material de curación para las clínicas hospitales de Chetumal y Cancún, la Clínica de Medicina Familiar de Cozumel y para la Clínica de Detección y Diagnóstico Automatizado (Clidda).

Desde entonces, la delegación quintanarroense del ISSSTE no ha emitido reporte alguno sobre adquisición de material de curación, entre los que destacan vendas, gasas, alcohol, abatelenguas y otros.

Esta escasez se suma a otra igual de grave: La de medicamentos. De acuerdo con la Radiografía del Desabasto, de la organización Nosotrxs, en el ámbito federal y durante 2021 se emitieron 27 millones 557 mil 790 recetas en el ISSSTE, de las que 124 mil 247 fueron negadas; 605 mil 754 fueron surtidas de manera parcial y 730 mil 001 no fueron surtidas de manera efectiva.

Sin embargo, el peor año para los derechohabientes del ISSSTE fue, sin duda, el 2020, cuando se emitieron 27 millones 926 mil 005 recetas médicas, de las que 136 mil 542 fueron negadas; 748 mil 043 fueron surtidas de manera parcial y 884 mil 585 no fueron surtidas de manera efectiva.

Cada uno de estos números, representa a una persona que vio vulnerado su derecho a la salud y quedó en la incertidumbre o, en el mejor de los casos, logró conseguir su medicamento por sus propios medios.

Y mientras tanto, el ISSSTE Quintana Roo gastó millones de pesos en servicios de limpieza, en beneficio de un mismo proveedor.

Como dio a conocer Sol Quintana Roo, la persona física Ernesto Mario Montalvo Hernández se vuelve a erigir en este 2022 como el zar de los contratos millonarios en la cuestionada prestación de servicios de limpieza en centros hospitalarios, al recibir del ISSSTE en Quintana Roo, un contrato de 4 millones 830 mil 318 pesos.

El fallo publicado en Compranet asegura que Montalvo Hernández ofertó la partida presupuestal 35801-0002, por lo que se generó el contrato de licitación pública número LA-051GYN017-E4-2022 por los servicios de limpieza en clínicas, unidades médicas y áreas administrativas del ISSSTE en Quintana Roo.

El contrato firmado el pasado 22 de febrero de 2022, es uno de las decenas de convenios otorgados a Montalvo Hernández en Quintana Roo. El documento más reciente fue firmado por Sonia Leticia Elías Coral, presidenta del subcomité de adquisiciones, arrendamientos y servicios; Martín Perales Martínez, vocal del subcomité de adquisiciones, arrendamientos y servicios; Luis Fernando Verá Cantón, secretario ejecutivo del subcomité de adquisiciones, arrendamientos y servicios, Juan Carlos Fernández García, invitado del mismo subcomité.

Este proveedor ha recibido beneficios de otras instituciones públicas, como el IMSS Quintana Roo, la Universidad de Quintana Roo (Uqroo) y el Poder Judicial del Estado.