Hoy Escribe

OTRAS INQUISICIONES

Grandes maestras: Lucina Isabel Reyes Lagunes

Pablo Cabañas Díaz/Sol Campeche

Lucina Isabel Reyes Lagunes (1942-2020), nació en Tampico, Tamaulipas; su formación básica la tuvo en Nuevo Laredo. El bachillerato lo cursó en la ciudad de México y posteriormente ingresó a la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM). Inició su formación universitaria en el Colegio de Psicología de la Facultad de Filosofía y Letras en 1961; la UNAM se convirtió en su segunda casa, de la cual no se separó nunca, primero como estudiante, después como ayudante de profesor y desde 1968 como profesora. Fue alumna de grandes profesores e investigadores, como Rogelio Díaz Guerrero, Santiago Ramírez y Augusto Fernández Guardiola, los tres investigadores y profesores eméritos.

Alcanzó la licenciatura en 1965, y el doctorado en Psicología Social en 1982, en la UNAM; realizó sus estudios posdoctorales en la Universidad de Texas en Austin y en San Antonio. Obtuvo Menciones Honoríficas en sus Exámenes de Licenciatura y Doctorado y la Medalla Gabino Barreda. Con reconocida solvencia teórica y metodológica ayudó a la creación de equipos de investigación, que ahora se desempeñan con éxito de manera autónoma en diversas universidades mexicanas y en otras de Colombia. Como investigadora participó y dirigió proyectos financiados, entre otras instituciones, por la Fundación Ford, la Universidad de Yale, el CONACYT y el Programa de Apoyo a Divisiones de Estudios de Posgrado de la UNAM.

Por su trayectoria, profesionalismo, buen juicio, honestidad y calidad académica, fue invitada a participar en diversos Comités para evaluar a los futuros profesores, dentro y fuera de la Facultad, así como otras universidades tanto públicas como privadas.

Sus numerosas colaboraciones y publicaciones nacionales e internacionales la proyectaron a nivel internacional, más de 70 capítulos en libros, 60 artículos científicos en revistas, nueve libros como coordinadora y coautora, materiales didácticos y participaciones en Memorias en extenso. Entre sus publicaciones y colaboraciones más relevantes se encuentran: El Desarrollo de la Personalidad en Dos Culturas: México y Estados Unidos; El Impacto de la Televisión Educativa en el Desarrollo Infantil: Evaluación de Plaza Sésamo en México; La Personalidad del mexicano; El Otro Yo del mexicano; y La Medición de la Personalidad.

Tres asociaciones internacionales la nombraron en puestos de organización de sus Congresos, logrando que asistieran por primera vez a nuestro país, los más prestigiados psicólogos europeos y estadounidenses. Destacó particularmente su desempeño como jefe de la División de Estudios de Posgrado de la Facultad de Psicología, al crearse durante su gestión, el doctorado en psicología fundamentado en líneas de investigación, así como la incorporación de todos los programas de maestría y doctorado en el padrón de excelencia de CONACYT.

La doctora fue el prototipo de los académicos de excepción que tiene y requiere nuestro país. Fue y será, ejemplo e inspiración para maestros y estudiantes, tuvo una vida dedicada y comprometida a la enseñanza, la investigación y a la difusión del conocimiento.