Hoy Escribe Pablo Cabañas Díaz

OTRAS INQUISICIONES

Grandes maestras: Helen Bickham

Pablo Cabañas Díaz/Sol Campeche

Helen Bickham (1935) es una artista mexicana, nació en Harbin. Manchuria, la capital de la provincia de Heilongjiang, en la República Popular China. Su familia se mudó a Estados Unidos durante la segunda guerra mundial. Comenzó a dibujar a la edad de seis años. Su primera exposición fue en 1963, pero Helen considera personalmente  el año  de 1975,como  el inicio de su carrera como profesional. Vivió en Europa por un tiempo, y se estableció en México en 1962, después de hacer una visita turística y enamorarse del país.

Ha realizado setenta exposiciones individuales, participó en más de 300 colectivas y ha sido miembro del Salón de la Plástica Mexicana desde 1997. Su obra es figurativa, por lo general usa una o más figuras en uno o más paisajes, se describe como introspectiva, con el objeto de transmitir un sentimiento o estado de ánimo en lugar de una persona u objeto.

En los Estados Unifdos, su madre no hablaba inglés, por lo que tuvo que trabajar en labores de limpieza. Estuvo sola en su casa mucho tiempo cuando niña, porque su madre trabajaba, mucho. Atrapada entre dos culturas, como niña, a menudo se encontraba a sí misma como una observadora solitaria, dibujando lo que veía desde los seis años. Su madre no estaba de acuerdo que su hija dibujara o se dedicara al arte. Sin embargo, Helen recibió apoyo de la escuela. Mientras estaba en la escuela primaria en Virginia, tuvo permiso de salir de clase para dibujar murales que iban a estar en los pasillos, por lo general con temas como la acción de gracias, realizados sobre papel estraza.

Era una persona muy inquisitiva, no se conformaba con las respuestas que su familia y la iglesia le daban. Aunque su madre y su padrastro creían que la universidad no era apropiada para mujeres, se las arregló para obtener una beca y entrar en la. Universidad de California en Berkeley. En su estancia en México, se enamoró del país e instantáneamente decidió quedarse permanentemente, queriendo ofrecerles una experiencia bicultural a sus hijos. Ella considera a México su casa porque a pesar de que vivió en Estados Unidos  y Europa, en México es donde más tiempo ha vivido. Cuando decidió vivir en México era madre soltera con un hijo enfermo que necesitaba cuidados de tiempo completo. Helen no fue una extranjera privilegiada, sin embargo trabajo dando clases de inglés. Inicialmente vivió en el pequeño pueblo San Lorenzo Acopilco, ubicado en el Municipio de Cuajimalpa de Morelos. Fue difícil para ella debido a que la zona era muy pobre, pero le otorgó el silencio y la paz que necesitaba. Más tarde se mudó a la Ciudad de México por el servicio médico que su hijo necesitaba. Para mantenerse  trabajó como maestra de inglés en “The Garside School” y en el Instituto Politécnico Nacional (IPN) en Zacatenco.

Durante esos años, Helen continuó pintando, pero cambió de pintar paisajes a pintar personas debido a que quedó impresionada con las personas que conoció en el país. La mayor parte de su vida, nunca consideró convertirse en una pintora profesional. Era una hobby, un pasatiempo y una pasión, una manera de expresar sus más íntimos sentimientos. De 1962 a 1975, estuvo ocupada criando a sus hijos y dando clases de inglés. Sin embargo, debido a que ella no tenía mucho capital, asistía a exhibiciones en su tiempo libre, conociendo a muchos artistas quienes después de verla varias veces la invitaron a sus casas. Ella renunció en el IPN cuando le negaron el permiso que pidió para ir a Europa por un año para llevar a sus hijos. En Inglaterra, representó a México presentando una carta del reconocido curador Fernando Gamboa para el agregado cultural en la embajada de México en Londres. Helen más tarde fue invitada a exponer en Inglaterra como una artista mexicana. Continuó exhibiendo con éxito, tras regresar a México se convirtió en pintora de tiempo completo.. Fue aceptada como miembro del Salón de la Plástica Mexicana en 1997.