Locales Portada

LAZARUS AMAÑA CONTRATOS

  • El alcalde Pablo Gutiérrez Lazarus entrega casi cuatro millones para Aldo Iván Saldaña Marín, quien cuenta con varias empresas fachada para que, en complicidad con el gobierno municipal, puedan aparentar que asignan obras a diversos constructores
  • A través de la Dirección de Obras Públicas se han encargado de repartir los contratos con sus constructores cómplices, a quienes les entregan obras y repiten recurrentemente como ganadores de licitaciones o asignaciones directas
  • Lazarus vuelve a cometer las mismas anomalías que en su pasada administración, cuando fue alcalde de Carmen y también fue señalado por diversas irregularidades que ahora realiza con mayor cinismo

Redacción/Sol Campeche
(Primera de dos partes)

Campeche. – La administración del alcalde de Carmen, Pablo Gutiérrez Lazarus, tiene como eslogan el “Municipio de Todos” pero en realidad se trata del municipio de unos cuantos, pues los contratos de obra pública se han repartido sólo entre los proveedores más allegados al edil que se encuentra en su segundo periodo no consecutivo al frente de este ayuntamiento, y repite los mismos errores y anomalías de su primer desgobierno.

De acuerdo con la Plataforma Nacional de Transparencia (PNT) el proveedor Aldo Iván Saldaña Marín ha sido uno de los principales beneficiarios con contratos por parte de la Dirección de Obras Públicas, esto a través de su empresa Consorcio de Servicios y Suministros Petroleros S.A. de C.V., la cuan no contaba con contratos relevantes en otros municipios o entidades.

En la actual administración de Lazarusen el municipio de Carmen, le ha entregado dos cuantiosos contratos a dicha compañía, el primero de estos fue el pasado 6 de diciembre, con el número de expediente MCC-DOP-FISMDF-LIR-026-21, para la “Rehabilitación de alumbrado público en las colonias Obrera y San Carlos”, por 1 millón 563 mil 328.52 pesos.

Esta obra debió iniciar el 8 de diciembre y concluir el día 31 del mismo mes; sin embargo, no existe evidencia de que se haya llevado a cabo, además de que, 17 días después del inicio de la ejecución llevaron a cabo un convenio modificatorio al contrato original, pero la Dirección de Obras Públicas no transparentó el documento, abonando opacidad a este proyecto.

El negocio con la rehabilitación de alumbrado público también implica una presunta empresa fachada, ya que empresa Consorcio de Servicios y Suministros Petrolero comparte el mismo domicilio que la compañía Logística Ilca S.A. de C.V., pues según información de Transparencia ambas están ubicadas en la calle Valladolid de Residencial San Miguel, una con número 42 y la otra 45, por lo que se trata de empresas “gemelas” o más bien fachada.

Y es que esta segunda compañía, Logística Ilca, recibió más de 1 millón 400 mil pesos en la licitación IO-804003999-E13-2021, por otros trabajos de mantenimiento de alumbrado público pero sobre la 10 de Julio, entre Isla de Tris y calle 28.

No obstante, aunque la responsable es Logística Ilca, fue Consorcio de Servicios y Suministros Petroleros la que realizó la remoción de postes dañados.

Se presume que se trata de dos fachadas del mismo empresario, con lo cual participa coludido con la Dirección de Obras, para repartirse y repetirse el presupuesto de los proyectos.

Logística Ilca y Consorcio de Servicios y Suministros Petroleros parecen ser la misma empresa de Aldo Saldaña Marín.

La responsable de permitir toda esta situación es Adriana García Arjona, directora de Obras Públicas de Carmen, quien además no transparenta la forma en cómo se asignan los recursos para las obras que se desarrollan en el municipio, pues la mayoría están a cargo de constructoras foráneos, relegando tanto a las empresas y a la mano de obra local, así como la derrama económica no se queda en la Isla.

Esto ha generado inconformidad entre los constructores locales pues sólo beneficia a un puñado de proveedores que son afines o rinden pleitesía al alcalde Lazarus.

El edil carmelita no ha sabido priorizar al sector empresarial como a los que integran la industria de la construcción, a quienes se ha negado a atender para llegar a acuerdo que permita reactivar la economía a través de este sector.