Locales Portada

JUEZ “BROTHER”

  • El magistrado Víctor Hugo Alejo Guerrero, quien otorgó un “amparo” a “Alito” Moreno ha amparado a corruptos como el exgobernador de Nuevo León, Jaime Rodríguez “El Bronco” acusado desfalco millonario
  • También “ayudó” al exjuez Luis Armando Jerezano Treviño, vinculado a casinos, secuestro y lavado de dinero de casi un millón de dólares que congeló la Agencia Antidrogas de Estados Unidos (DEA)
  • Alejo Guerrero amparó incluso al “asesino de Facebook”, quien mató a su suegra y lo publicó en una red social, al cual liberó de un penal para mandarlo a un centro psiquiátrico

Redacción/Sol Campeche
(Primera de dos partes)

Campeche.– Toda una ficha resultó el juez que “amparó” a Alejandro Moreno Cárdenas en contra de la difusión de sus audioescándalos por parte de la gobernadora Layda Sansores San Román, el magistrado de distrito Víctor Hugo Alejo Guerrero, quien está vinculado a diversos casos en los cuales ha facilitado protección para presuntos criminales y hasta asesinos confesos o personas acusadas de lavado de dinero por parte de la DEA.

Y es que en el pasado programa Martes de Jaguar, la gobernadora Layda Sansores San Román expuso el caso del juez “brother” de Alejandro Moreno Cárdenas, quien le otorgó al líder nacional del PRI una suspensión de plano en contra de los audioescándalos que los implican en actos de corrupción, extorsión y lavado de dinero.

El pasado 19 de julio, horas antes de la emisión del programa por internet de Layda Sansores, el juez Primero de Distrito en Materia Penal del Estado de Nuevo León, Víctor Alejo, otorgó una suspensión provisional a “Alito” Moreno para que ya no se difunda material en su contra.

Lo surreal del caso fue el argumento por parte del magistrado, ya que el amparo de “Alito” había sido rechazado tanto en la Ciudad de México como en campeche ante los juzgados en materia civil administrativa, pero en Nuevo León fue ingresado al ámbito penal, donde el juez Víctor Hugo Alejo Guerrero Alejo arguyó que Moreno Cárdenas sufría hostigamiento psicológico, secuelas e incluso posibles torturas por la difusión de audios.

EL NEGOCIO DE LOS AMPAROS

Esta no es la primera vez que el juez Alejo Guerrero defiende corruptos torciendo la ley, apenas el pasado mes de marzo, este mismo magistrado fue el encargado de otorgar un amparo al ex gobernador de Nuevo León, Jaime Rodríguez Calderón “El Bronco”, el argumento fue el mismo, posible tortura psicológica en contra del exmandatario acusado de un desfalco millonario.

Rodríguez Calderón obtuvo el mismo mecanismo que “Alito” Moreno, una suspensión provisional para impedir que sea incomunicado y sometido a “actos de tortura moral”, con ello “El Bronco” incluso puede quedar en libertad si demuestra que su detención derivó de “ataques de las autoridades fuera de procedimiento”.

Víctor Hugo Alejo Guerrero también amparó a la esposa de “El Bronco”, Adalina Teresa Dávalos Martínez, identificado con el numeral 236/2022, que la protege de “orden de aprehensión, detención, presentación y/o tormento mental.

A principios de este mismo año, el mismo juez Alejo también estuvo implicado en “salvar el pellejo” a otro corrupto, se trató de Luis Armando Jerezano Treviño, un exjuez federal prófugo que fue inhabilitado por el Consejo de la Judicatura Federal (CJF) por presunta corrupción y estar vinculado a casinos, secuestro y lavado de dinero de casi un millón de dólares que congeló la Agencia Antidrogas de Estados Unidos (DEA).

Alejo Guerrero fue el encargado de llevar a cabo la primera audiencia con Luis Armando “N”, luego de que éste fuera capturado conduciendo ebrio y fuera llevado al Penal de Apodaca para enfrentar las acusaciones en su contra, el magistrado “brother” de “Alito” permitió que el exjuzgador se acogiera al Artículo 20 Constitucional para no rendir la declaración preparatoria.