Hoy Escribe Ricardo Ravelo

JORGE HANK, CANDIDATO DEL PES POR BAJA CALIFORNIA

RICARDO RAVELO / SOL CAMPECHE -Aún con su historial dudoso a cuestas, el hijo del profesor Carlos Hank González va por su tercer intento para ser gobernador de Baja California y asegura que quitará a MORENA del poder. “Traigo la paz todos los días y no quiero pelear”, dijo al aceptar la candidatura. Dueño de una fortuna descomunal, criticado por su excentricidad, sus gustos por los animales exóticos y especies en peligro de extinción, proclive a los excesos –tiene más de veinte hijos y unos tres mil pares de zapatos y botas finas –Jorge Hank Rhon aceptó ser el candidato del Partido Encuentro Social (PES) para buscar la candidatura al gobierno de Baja California. Hijo del profesor Carlos Hank González, fundador del poderoso grupo Atlacomulco –de donde salió Enrique Peña Nieto, Alfredo del Mazo, entre otros políticos –Hank Rhon busca su tercer intento por lograr la gubernatura de Baja California, entidad en la que se afincó hace 36 años. Desde que arribó a ese estado, Hank Rhon comenzó a ser objeto de escándalos: se ligó a los negocios relacionados con las apuestas, construyó un hipódromo –“Agua Caliente” –, hoteles y todo un emporio que ha sido blanco de fuertes cuestionamientos, pues su historial como empresario y político no ha estado distanciado de posibles vínculos con el narcotráfico. En su etapa de esplendor, se le relacionó con los hermanos Arellano Félix, fundadores del cártel de Tijuana. A finales de los años noventa, Jorge Hank Rhon fue detenido en el Aeropuerto Internacional de la Ciudad de México porque, al arribar procedente de un viaje internacional, le detectaron varias especies exóticas consideradas prohibidas por estar en peligro de extinción. Estuvo encarcelado en el reclusorio Norte, pero gracias a la influencias políticas de su padre –Carlos Hank González –recobró su libertad. En el gobierno de Felipe Calderón, Hank Rhon fue detenido después de que la policía federal realizó un operativo en su casa de Tijuana, de donde extrajeron armas de alto poder. Hank fue llevado a la Procuraduría General de la República, donde declaró por las armas. Pero más tarde fue liberado debido a que supuestamente las armas habían sido sembradas por los propios policías, de lo que dio cuenta una grabación del circuito cerrado que grabó las escenas de su casa. El actual candidato del PES al gobierno de Baja California fue alcalde de la ciudad de Tijuana. Su paso por la alcaldía no fue exitoso: estuvo plagado de escándalos, sobre todo, por la protección que brindaba la policía de Tijuana al narcotráfico, en particular al cártel de Tijuana. Este asunto escaló alto, pues toda la corporación tijuanenses fue desarmada, acuartelada y el Ejército tuvo que tomar el control de la seguridad de la ciudad. Este fue un duro golpe para Han Rhon. En los años ochenta, Hank Rhon fue acusado del asesinato del periodista del semanario Zeta, Héctor Félix Miranda, “El Gato Félix, quien era su amigo, pero cuando decidió criticarlo al empresario y político mexiquense no le gustó. Tan enojado estaba por las publicaciones que decidió eliminarlo. Para ello, se valió de su guardaespaldas, Antonio Vera Palestina, quien recobró su libertad en 2015, luego de permanecer 25 años en prisión. Pese a que las primeras investigaciones de la procuraduría de Baja California plantearon que los asesinos, las armas y los vehículos habían salido del hipódromo Agua Caliente, la dependencia nunca investigó al dueño –Jorge Hank Rhon –quien ha sido señalado como autor intelectual del crimen de Félix Miranda. Con esta nominación del PES como candidato a la gubernatura de Baja California, Jorge Hank Rhon suma el tercer intento por convertirse en mandatario de la tierra que lo adoptó hace 36 años y donde ha expandido sus más prósperos negocios, entre otros, el de las apuestas. Cuando era alcalde de Tijuana, a principios de la década del 2000, le pregunté a Hank Rhon a cuanto ascendía su fortuna. Frunció el seño, se quedó pensando unos segundos y respondió: –Según el último cálculo, a unos 3 mil 500 millones de dólares. Ese es Jorge Hank, quien se apresta a derrocar el poder de Jaime Bonilla, el gobernador que en poco más de un año en el poder “no ha hecho nada”. Según el dirigente del PES, Hugo Éric Flores, el cambio en Baja California fue para no cambiar. Durante su presentación como candidato al gobierno de Baja California, Hank Rhon expresó: “La paz yo la traigo todos los días, será porque no me acuerdo de las cosas malas”… Hank Rhon vestía un atuendo con camisa y chaleco de color rojo. Excéntrico, el hijo del profesor Hank González mostraba una melena abultada que se pegaba con su exuberante barba y, sobre ésta, un cubrebocas que le obstruía la claridad de sus palabras.