Hoy Escribe

EL ÁGORA

Octavio Campos/Sol Campeche

El manual electoral del ciudadano

En los próximos comicios del seis de junio será fundamental la participación ciudadana, ya que define el destino de nuestra democracia, derrota al abstencionismo, hace respetar la voluntad popular y respalda la permanencia, institucionalidad e imparcialidad del árbitro electoral.

Max Kaiser, Viviana Hinojosa y los moneros Rictus y Alarcón elaboraron el Manual de Acción Política para Ciudadanos de a Pie, trabajo editorial que concentra las 100 acciones que debíeramos realizar quienes ejerceremos nuestro derecho para elegir a nuestros gobernantes.

Dicen los autores que la democracia está amenazada por una clase política que cree que el poder es parte de su patrimonio. Por eso hacen estas recomendaciones, con las cuales pretenden que el ciudadano proponga la agenda pública y haga que los políticos la cumplan. El Manual contiene las acciones que buscan ciudadanizar la democracia “y que nos hagamos, los de a pie, más críticos, analíticos, vigilantes y propositivos”. De las propuestas destacan: Hacer un llamado a votar, evitar que se difundan en redes sociales informaciones falsas o de fuentes dudosas que pretendan dañar a personas que piensan diferente.

El votante debe evaluar las acciones de gobierno y valorar si quien quiere reelegirse merece hacerlo y si ha cumplido con responsabilidad su cargo actual. El ciudadano debe comparar la situación actual del país, de su estado y su localidad con la que existía hace menos de tres años.

Otra acción es descartar a los candidatos que no consideren las prioridades de la gente o solo hagan promesas y no tengan propuestas serias. Hay que evaluar si los candidatos a legisladores han cambiado de partido y por qué lo hicieron. Observar cómo hacen campaña y preguntar sobre el origen del dinero para hacerla. Olvidar los membretes y evaluar a las personas y sus propuestas.

Los Congresos federal y locales definen el uso del presupuesto, por ello el voto útil es crucial para ello. Razona tu sufragio para evitar mayorías absolutas o la sobrerrepresentación. No colabores con campañas negras y exige que en las campañas se discutan propuestas concretas y se atiendan tus prioridades.

El Manual de Acción Política para el Ciudadano de a Pie te invita a denunciar cualquier tipo de acarreo o compra de voto. Retirar tu confianza a los candidatos y partidos que utilicen esas prácticas. No colaborar en campañas de desprestigio contra autoridades electorales. Acabamos de presenciar las agresiones y amenazas intimidatorias de que fueron objeto los consejeros del INE; el gobierno alentó el amotinamiento contra los funcionarios electorales solo porque estos exigen el cumplimiento irrestricto de la ley y no se someten a los caprichos de un controvertido candidato. Ahora viene la advertencia presidencial de que se modificará al órgano ciudadano para tener un árbitro a modo.

El día de la jornada electoral hay que votar temprano e invitar a amigos y vecinos para que hagan lo mismo, incluso a los que no pretendan hacerlo. Compórtate de manera civilizada en la casilla. Denuncia cualquier irregularidad y no colabores en campañas de desinformación que pretendan desacreditar el proceso electoral.

Espera los resultados oficiales antes de compartir información o hacer juicios de valor. Acepta los resultados y no desconozcas la voluntad de la mayoría. No permitas a los perdedores desconocer la voluntad popular.

Exige responsabilidad a quien obtuvo el cargo. Observa que cumpla con lo prometido. Mantén la confianza en los procesos democráticos, es la única manera de fortalecer la pluralidad. “Defiende siempre tu democracia, es tuya y nos ha costado mucho trabajo construirla”, finalmente dicen los autores.

Con nuestro voto se fortalece la ciudadanización de la democracia, se vence el abstencionismo y ,sobre todo, se defiende a un verdadero organismo autónomo que ha sido y es un árbitro electoral libre, independiente y respetuoso de la legalidad y de la voluntad popular.