Portada

CURSOS MILLONARIOS

  • Alejandro Moreno da contratos estratosféricos a su allegada María Sahagún Arcila, quien se quedó con más de 51 millones de pesos que el INE había entregado al PRI para sus prerrogativas
  • Por dos años consecutivos ha sido la encargada de brindar los cursos de “Capacitación y formación para el liderazgo político de la mujer”, los cuales han tenido un costo anual superior a los 25 millones de pesos cada uno
  • Esta empresa solo había recibido contrataciones menores para capacitación, con montos pequeños, pero tras la llegada del exgobernador a la dirigencia priista en 2020, su suerte cambió

Redacción/Sol Campeche 

(Primera de dos partes)

Campeche.- El presidente nacional del Partido Revolucionario Institucional (PRI), Alejandro Moreno Cárdenas, lucra con los recursos de este instituto político para beneficiar a sus allegados con contratos estratosféricos, tal es el caso de la exfuncionaria del gobierno del Estado, María Luisa Sahagún Arcila, quien se quedó con más de 51 millones de pesos que el Instituto Nacional Electoral (INE) había entregado a este organismo para sus prerrogativas en el ámbito del “liderazgo político de las mujeres”.

El sesgo de “Alito” Moreno para con su colega campechana es más que evidente, María Luisa Sahagún Arcila fue exfuncionaria de la administración de Fernando Ortega Bernés, estando al frente de la Secretaría de Administración e Innovación Gubernamental (SAIG) de 2013 a 2015, y desde este último año se alejó de la política local para emprender una faceta como empresaria mediante la empresa Integra Estrategias Globales, S.C.

Sin embargo, esta empresa sólo había recibido contrataciones menores para capacitación, con montos de cientos de miles de pesos, pero tras la llegada de Alejandro Moreno Cárdenas a la dirigencia del PRI en 2020, su suerte cambió.

MILLONARIOS EN DOS AÑOS

Por dos años consecutivos, María Luisa Sahagún Arcila ha sido la encargada de brindar los cursos de “Capacitación y formación para el liderazgo político de la mujer”, los cuales han tenido un costo anual superior a los 25 millones de pesos, de acuerdo con documentos públicos de la Plataforma Nacional de Transparencia.

En 2020, apenas había asumido “Alito” la dirigencia priista le entregó el primero de estos contratos, con el folio C/SFA/015-2020, por 25 millones 681 mil 891 pesos; los diversos cursos y diagnósticos fueron realizados entre el 15 de enero y el 31 de diciembre de ese año.

Pero eso no fue todo, en 2021 volvió a repetir, ahora con el contrato C/SFA/028-2021, también para la “Capacitación y formación para el liderazgo político de la mujer”, pero en esta ocasión el costo de los servicios de María Luisa Sahagún Arcila fue de 25 millones 409 mil 209 pesos.

Además de los cursos, el servicio incluye módulos como “Negociación política, Técnicas de negociación; Comunicación digital; Redes Sociales con enfoque político; Persuasión y propaganda política; Manejo de debate político; Oratoria y disertación política; Defensa y protección de los derechos políticos electorales de las mujeres, así como Herramientas para el diseño de programas de acceso a la justicia para las mujeres”.

DESVÍO DE RECURSOS

En una segunda cláusula, nombrada “Rubro B2. Investigación, análisis, diagnóstico y estudios comparados”. Y la cláusula tres del contrato, nombrada “Rubro 3. Divulgación y Difusión”, la empresa de la exfuncionaria del gobierno de Campeche supuestamente ofreció la impresión de mil ejemplares de una carpeta titulada “Diagnóstico sobre el importe de los recortes presupuestales en los programas y proyectos para la igualdad de género”, así como mil ejemplares del trabajo “Paridad hecha en el PRI”, y 10 mil ejemplares de la carpeta denominada “Protocolo del Partido Revolucionario Institucional para prevenir, atender, sancionar y erradicar la violencia contra las mujeres en razón de género”.

El monto total asciende a 51 millones 91 mil 100 pesos y se presume que al ser una empresa que no había accedido a tales cantidades, podría tratarse de un desvío de recursos partidistas perpetrado por el propio Moreno Cárdenas. Para entregar tal cantidad de recursos, “Alito” ha usado al Organismo Nacional de Mujeres Priístas (ONMPRI).