Locales Portada

¡CHANTAJISTA!

  • El exgobernador Alejandro Moreno Cárdenas se hunde en nuevo audioescándalo, en el que se queja de aspirar a 300 millones de pesos, y solo obtenido “migajas” de 25 millones del dueño de Cinépolis, para financiar ilegalmente las campañas nacionales del PRI.
  • Alejandro Ramírez Magaña, dueño de la cadena cinematográfica, después de viralizarse los audios, intenta deslindarse a través de un comunicado, del financiamiento de las campañas electorales prianistas en 2021, tanto para la gubernatura en Campeche, como para diversos cargos de elección popular en todo el país.
  • El oligarca forma parte del Consejo Mexicano de Negocios y es socio de Claudio X. González en diversas organizaciones que han respaldado la alianza prianista de “Sí por México” y “Va por México”.

Redacción/Sol Campeche

(Primera de dos partes)

Campeche.- Se va armando el rompecabezas sobre los verdaderos negocios sucios del exgobernador campechano Alejandro Moreno Cárdenas, quien no solamente ha sido exhibido en las últimas semanas como un mapache electoral, sino también como un extorsionador de empresarios y un operador financiero de la oligarquía mexicana, al manejar cientos de millones de pesos provenientes de oscuros intereses.

En el más reciente audio escándalo de “Alito” Moreno, ahora se le escucha reclamar porque durante las pasadas elecciones no obtuvo todos los millones que deseaba de uno de los hombres más ricos de México, se trata de Alejandro Ramírez Magaña, dueño de la cadena Cinépolis e integrante del Consejo Mexicano de Negocios (CMN).

Ramírez Magaña es uno de los más férreos opositores del actual gobierno del presidente Andrés Manuel López Obrador, y ha sido uno de los principales financiadores del grupo opositor del PRIAN, agrupado en torno a “Sí por México” y la coalición partidista “Va por México”. Y aunque los audios son contundentes, trató de desligarse de los ilegales financiamientos de campañas del PRI.

Junto con Claudio X. González, de Kimberly Clark, Alejandro Ramírez se ha dedicado a violar la ley electoral y a incurrir en otros delitos al desviar dinero hacia las campañas priistas y panistas por todo el país, principalmente hacia las manos de Alejandro Moreno Cárdenas, esto debido a los jugosos negocios que tuvieron durante el sexenio de Enrique Peña Nieto y que perdieron con la llegada de la 4T.

El exmandatario campechano, “Alito” Moreno, ha sido reducido a un empleado más de estos multimillonarios, regateándoles sus millones de pesos para sus campañas y transformando a su partido en una careta para la defensa de los intereses económicos de un reducido grupo de potentados.  LAMENTOS DE EXTORSIONADOR

Y es que, en el audio filtrado por el actual gobierno campechano, se escucha a “Alito” despotricar contra el dueño de Cinépolis porque sólo le entregó 25 millones de pesos, y no los 300 millones que esperaba del magnate Alejandro Ramírez.

Al hablar con un interlocutor no esclarecido Moreno Cárdenas se queja: “Oye, a ver. Te voy a poner un ejemplo, si tú fueras… ¿Sabes cuántas salas de cine tiene Cinépolis? Que lo dijo él  (…) ¿Cuántas crees, Pepe? 6 mil tiene en Asia, tiene en China, tiene en África, tiene todo. Imagínate, güey”.

En el audio de poco más de un minuto, el dirigente nacional del PRI puntualiza: “Oye, y que te dé 25 millones de pesos. O sea, lo valoramos. Eso dio, 25 millones de pesos.  Él me dijo: ‘Hay 12 diputados de Michoacán, que es mi estado, ¿cuánto quieres que les dé? Queda un mes de campaña. ¿Uno o dos millones?’, me dijo. Dos millones, son 24. Eso sí, los llamó a todos y se los dio. El lunes de los dio. Eso hay que reconocerlo”, revela el propio “Alito”.

No conforme con esa suma el exgobernador campechano se queja: “Pero ese hijo de su (grosería) es como para que dé 300. No sé. A lo que voy, ellos tienen desarrollo, es un rezago”, se lamenta Alejandro Moreno Cárdenas

“Tienen varios negocios, las plazas, tienen comida, tienen, entonces ¿sabes cuánto vale? O sea, no estuvo mal. A lo que yo voy es… ¿Sí me entiendes? No, no, debió haber dado para todos”, finaliza un enojado “Alito”.

Esta transcripción corresponde al último audio que se ha filtrado del exmandatario campechano, a quien también se le ha escuchado hablar de pagos millonarios para asesores políticos extranjeros, así como extorsionar a proveedores para que entreguen gratis material propagandístico para las pasadas campañas priistas.

Cabe mencionar que, hasta el momento, Moreno Cárdenas sólo es investigado por la Fiscalía General del Estado (FGE), pero por presuntos delitos de defraudación fiscal en la compra de terrenos; no obstante, cada día se amplía más la evidencia de otro tipo de hechos ilícitos, por podrían ser la asociación delictuosa, el lavado de dinero para campañas políticas, la malversación de dinero público y diversos delitos electorales.

Mientras tanto, estos audios escándalos pintan de cuerpo entero a “Alito” Moreno, tal cual es, un títere de los más oscuros intereses económicos, ya que el dueño de Cinépolis, Alejandro Ramírez, y su aliado Claudio X. González, son identificados como los operadores de un “golpe blando” contra el presidente Andrés Manuel López Obrador, quien les arrebató la influencia y los negocios que tenían con los gobiernos prianistas.